Contador energético.

Oilfield

Si estas leyendo esto es porque algo te ha inquietado de mi blog. El contador energético cuenta las horas, días, meses y años que faltan para el 21 de diciembre de 2012. El año 2012 es la fecha limite aproximada del cenit energético.

¿Realmente falta tan poco tiempo para el fin de este mundo?

Desgraciadamente la respuesta es Sí.

El precio del barril de petroleo sigue un crecimiento constante, es un signo más del fin de la energía barata y de que el pico de hubbert está cerca: La demanda de crudo está aproximándose a la oferta disponible.

Grafica del inicio del pico de hubbert (cenit energetico)Pico de extracción mundial, en millones de barriles diarios.

Del mismo modo que predijo el geólogo King Hubbert, en algún momento llegaría el día en que extrajéramos el máximo petroleo, a partir del cual, por mucha energía que invertamos, solo podremos obtener cada vez menos energía.
Grafica teorica prevista por King Hubbert

Si eres de los que piensan que la energía nuclear nos salvará, puedes ver como ha ido el precio de mercado del Uranio de los últimos años:

Gráfica del precio del Uranio $ Dolares / LibraGráfica del precio del Uranio $/Libra

Hay mucha información sobre todo esto en los boletines de la ASPO y en crisisenergetica.org, también puedes consultar la información del pico de Hubbert en la wikipedia..

Yo recomiendo estos artículos científicos sobre el colapso económico y energético.

Las consecuencias de todo esto son impredecibles.
Todo tu alrededor está fabricado con petroleo, es el responsable de la fiesta energética que hemos tenido en los últimos 150 años.

¿Por qué el 21 de diciembre de 2012?

El 21 de diciembre de 2012 el calendario maya termina su décimo tercer ciclo b’ak’tun, comenzando otra vez a contar en un nuevo ciclo.

El legado de los Mayas comenta:

Los Mayas creían que el mundo había sido destruido cuatro veces antes. Primero por el agua, segundo por el viento y tercero por los cambios del fuego y de la tierra. Creyeron que al final de cada etapa había una época de caos, y entonces un período de reconstrucción, al tiempo que una nueva etapa comenzaba.

Estamos experimentando los mismos problemas que los Mayas pero esta vez a escala global. Nuestro continuo crecimiento está agotando el mundo. La pregunta no es si podemos mantener el ritmo actual, sino hasta cuando aguantará el planeta nuestro ritmo.

Vale, ¿Y ahora que?

Recuerda que crisis viene del griego y significa cambio.
No hay que preocuparse sino ocuparse y este parece ser un buen momento para ello.

Ten en cuenta que todo esto son inferencias, información especulativa sobre actos futuros, hay información que podría cambiar en cualquier momento.

Tu decides.
Pero ten fe, ten fe en el caos.

Deja un comentario

Ten fé en el caos.